CARRERA TORMENTOSA

Image

Escrito por:

Juan Manuel Rodriguez

Fecha:

2015-04-01

Desde que nos levantamos estamos inmersos en historias, y somos salpicados constantemente por los elementos que las componen.   Uno de estos elementos, que tal vez se ubica en el top III, son las figuras narrativas, que llevan a cargo la ardua y hermosa tarea de adornar las vestimentas de un texto.  Entre las más comunes se encuentran las metáforas y los símiles.

En el mundial pasado, para la mayoría de partidos de la selección Colombia, escuché la narración de los locutores ingleses; no porque domine al 100% ese idioma, sino porque me gusta mucho su estilo de narración, el cual tiende hacia el Storytelling.

 

Jueves 19 de Junio  de 2014.   

 

¿En dónde se encontraba usted?  ¿En  su oficina, casa, un bar? El partido contra Costa de Marfil era a las 11 de la mañana, pero está claro que el colombiano hace cualquier cosa por el fútbol, y mucho más si es un partido de la selección en un mundial.  Ya que se trasladó mentalmente a ese momento, recordemos como fue el encuentro:

 

Fue un partido cerrado, hasta que apareció James en un tiro de esquina y conectó un cabezazo magistral.  Después de ese gol el panorama mejoró y Quintero anoto el segundo, pero los africanos no se rindieron y atacaron con furia el arco colombiano, hasta que finalmente lograron el descuento.

 

En uno de los ataques de Costa de Marfil,  un par de palabras de los locutores ingleses se me quedaron grabadas para siempre.  Mientras estos intentaban desperadamente buscar el empate, uno de sus jugadores inició, dominando magistralmente el balón,  una carrera hacia la portería de Ospina.  El locutor apenas vio eso dijo “Ohhhh! Storming run by Inserte aquí el apellido de un jugador de Costa de Marfil. 

 

Entiende uno que el locutor al decir eso, quiso indicar que la carrera de dicho jugador fue de gran velocidad, pero al agregarle la palabra storming (tormentosa), no hay forma alguna de que nuestra red neuronal no se active, y que en nuestro cerebro se creen cualquier cantidad y tipo de imágenes.  Las mías fueron: Una nube de polvo alrededor de los guayos del jugador africano mientras corría, acompañada por pequeños rayos y sonidos de tormenta.  El locutor bien podría haber dicho el locutor “Ohhh! Look at him, he’s running really fast”  o cualquier frase por el estilo, pero en cambio se decidió por esa frase salpicada de tormenta.         

 

Lo que ocurre cuando leemos o escuchamos ese tipo de figuras narrativas, es que nuestro cerebro trata, de forma misteriosa y por qué no, hasta mágica, de relacionar de alguna manera una experiencia que tenemos guardada en nuestra memoria, para posteriormente enfrentarla y acomodarla a la narración que estamos experimentando.  

 

En otra ocasión, mientras repetía los goles contra el partido de Uruguay, cuando le hacen el centro a Cuadrado para que se la baje de cabeza a James,y mientras el balón flota en el aire,  el locutor dice “Delicious cross”.  Está claro que es imposible darle un mordisco a un centro para determinar si es delicioso, pero es, quizás, la frase más adecuada para entender y visualizar un centro que fue casi perfecto.   

 

Les recomiendo escuchar las transmisiones de los locutores británicos, una especie de Storytellers deportivos.